fbpx
side-area-logo

RETROILUMINADO EN INTERIORISMO

Juegos de luz en nuestras paredes

Hoy hablamos sobre la luz indirecta, también llamado retroiluminado en interiorismo. Una técnica que ha venido para quedarse gracias al desarrollo e innovación que está viviendo la tecnología led.

Cuando un interiorista publica una foto de su último trabajo nos encanta fijarnos en los detalles que “construyen” ambientes y que pueden cambiar por completo la esencia del espacio. Si eres de los nuestros, seguro que querrás saber qué es la retroiluminación.

Retroiluminado en interiorismo
© Gloria Sanz Interiorismo
¿Qué es la retroiluminación?

La retroiluminación se basa en iluminación led que, al reflejarse en superficies como la pared, el suelo, o el techo, hace que nuestra percepción vea una iluminación continua, sin reflejos o brillos, ni sombras.

Esta iluminación indirecta es de lo más discreta por su pequeño tamaño y lo mejor de todo, no produce calor por lo que ninguno de los muebles o superficies con los que esté en contacto sufrirá daños.

Seguro que en algún proyecto os habéis fijado en paredes o techos que parecen iluminarse con mecanismos invisibles. Esto es el retroiluminado.

white sideboard by Momocca - efecto3 project
© Efecto3
© Gallardo LLopis · Germán Cabo
¿Qué se consigue con este efecto?

El retroiluminado en interiores es una forma innovadora, no solo de aportar luz, si no de crear ambientes y dar un toque diferente al espacio.

Las luces leds son capaces de cambiar de color y de intensidad con lo que podrás conseguir que tu espacio deje de ser estático para que cambie acorde a tus necesidades en el momento.

Esta técnica es muy común encontrarla en techos foseados, creando un falso techo donde esconder el sistema de iluminado. En este caso, la luz va hacia abajo y nos da una sensación de espacios más altos. Si se opta por incorporarlo a molduras, la luz va justo al contrario, de abajo a arriba y es perfecto para delimitar un ambiente y separarlo de otro.

Finalmente, esta iluminación indirecta se puede encontrar en mobiliario: armarios, aparadores, estanterías. Nos ofrece una fuente adicional de luz sin recurrir a lámparas u objetos de luz directa y resalta el diseño de la pieza en la que se incorpora.

© Momoccca · Germán Cabo
retroiluminado en mobiliario
© Gloria Sanz Interiorismo

En todos los casos, se gana un recurso decorativo que proporciona amplitud al espacio al mismo tiempo que cumple su función primaria de iluminar. Pero el retroiluminado nos aporta mucho más.

Al ser el Led más eficiente, el retroiluminado es una forma más efectiva de dotar de luz a las estancias. Por lo que tendremos mayor iluminación con un menor consumo. Por otra parte, la luz es más uniforme, no produce destellos y es de más calidad que las bombillas convencionales, por lo que nuestra vista sufrirá menos.

Ahora que ya conoces todo lo que aporta la retroiluminación o luz indirecta a los espacios, seguro que verás los interiorismos de los diseñadores con otros ojos, ¿verdad?

Créditos de imágenes:

Momocca Design
Momocca Design

Leave a reply